Este artículo fue publicado el 04/05/2022

África es un continente increíble, bendecido con una fauna y unos paisajes como no los hay en ninguna otra parte del mundo. 

Sigue leyendo atentamente porque hoy vamos a hablarte de 5 espacios naturales de África ideales para disfrutar de la belleza de este continente y de los animales que lo habitan.

El Parque Nacional de Tarangire (Tanzania)

espacios naturales de africa

Tanzania es la región perfecta para hacer los primeros safaris. Te proponemos viajar a este destino si todavía no has experimentado la sensación de ver a pocos metros a los animales más majestuosos del planeta.

Este país destaca por su entorno salvaje, por sus atardeceres anaranjados y por ser la casa de “los cinco grandes” de África: el búfalo, el elefante, el león, el leopardo y el rinoceronte.

Uno de sus espacios naturales más bellos que debes visitar es el Parque Nacional de Tarangire, situado a 120 kilómetros de la ciudad de Arusha. Su nombre hace referencia al río Tarangire, el cual atraviesa el parque y es una fuente de vida para todos aquellos animales que residen en esta zona.

Aunque el Parque Nacional de Tarangire se caracteriza por tener una alta población de elefantes, aquí también podrás observar animales como jirafas, antílopes y cebras. Además, tendrás la oportunidad de contemplar los baobabs, unos asombrosos árboles que pueden llegar a medir treinta metros de altura.
Muy cerca de aquí se encuentra el lago Manyara, donde los hipopótamos y los flamencos rosas forman parte del paisaje habitual.

El Parque Nacional del Serengueti (Tanzania)

espacios naturales de africa

En Tanzania se halla otro parque nacional muy recomendable. Se trata del Parque Nacional del Serengueti, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1981.

Este enclave es un sueño para los amantes de la naturaleza en su estado más puro. Cuenta con casi 15.000 kilómetros cuadrados de extensión, repartidos en llanuras con acacias, bosques y sabanas arboladas. Con tales dimensiones, no es de extrañar que “Serengueti” signifique “llanura sin fin”.

Lo ideal es que planifiques tu viaje a medida para que coincida con el momento en el que se realiza la Gran Migración. Será un acierto seguro, ya que tendrás la suerte de estar ante uno de los espectáculos más sorprendentes de nuestro planeta: cuando millones de herbívoros viajan hacia el norte en busca de pastos más frescos.

Entre todas las especies, es impresionante ver a los ñus (se calcula que son más de un millón) desplazarse a través de la frontera entre Tanzania y Kenia en busca de mejores tierras en las que alimentarse y conseguir agua.
Te invitamos a explorar el parque dando un emocionante paseo en 4×4, a caballo o a pie, en el caso de que quieras apreciar de cerca a las criaturas más pequeñas y esquivas.

El delta del Okavango (Botsuana)

El delta del Okavango, situado al noroeste de Botsuana, es un lugar único. Destaca por sus peculiares características que han conseguido hacer de este paraje todo un referente de la naturaleza más salvaje. 

La gran llanura de Botsuana contrasta con los caminos de agua poco usuales que crea el delta del río Okavango. Este, en vez de desembocar en el mar, se desvanece en pleno desierto del Kalahari, generando una estampa paisajística sin igual. Es un sitio casi mágico que se transforma con las estaciones a medida que las aguas disminuyen o crecen.

Este bello y sinuoso humedal favorece el crecimiento de una vegetación silvestre que se desarrolla sin intervención humana alguna. Un ecosistema propio en el que los animales herbívoros hallan pastos verdes, los depredadores se dedican a cazar a sus presas y cientos de aves autóctonas o migratorias vuelan en busca de alimento.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco (2014), en el delta del Okavango es posible ver elefantes y cocodrilos de hasta seis metros. Recórrelo en mokoro (la piragua tradicional del país) o sobrevuélalo en avioneta. Es precioso poder divisar desde las alturas a los leones, a los rinocerontes o a los búfalos negros que habitan en esta extensión de más de 15.000 kilómetros cuadrados.

El Parque Nacional de South Luangwa (Zambia)

Uno de los santuarios naturales de África es, sin duda, el Parque Nacional de South Luangwa, en Zambia.

Se extiende en una zona de más de 9.000 kilómetros cuadrados, la cual no está masificada de turistas que hacen fotos desde los jeeps. 

A pesar de que no es tan grande como otros parques nacionales del sur de África, sus paisajes no decepcionan. Te esperan sabanas con baobabs, bosques tupidos y especies tan curiosas como el árbol de las salchichas. 

También podrás disfrutar con las escenas de la vida animal que transcurren en el río Luangwa, el más virgen del continente. Crúzalo en barca y verás a los hipopótamos, a los búfalos, a los elefantes y a los cocodrilos que lo habitan y beben de sus aguas. No olvidemos que en este territorio viven especies endémicas como la jirafa de Thornicroft, el ñu de Cookson y la cebra de Crawshay.

Te proponemos aprovechar la noche para descubrir la cara más misteriosa de África. Haciendo un safari nocturno presenciarás en silencio la actividad de los grandes depredadores y oirás cómo las pequeñas manadas de elefantes barritan en la oscuridad.

No obstante, si te van las emociones fuertes, te encantará recorrer este parque natural haciendo un safari a pie junto a tu ranger. Esto te garantiza la observación de animales a pocos metros de ti, cosa que resulta una experiencia sobrecogedora.

Parque Nacional de Chobe (Botswana)

El Parque Nacional de Chobe está ubicado en el noroeste de Botsuana, junto a Zambia, Zimbabue y Namibia.

Toma su nombre del río Chobe, en torno al cual se condensa una enorme población de elefantes. Asimismo, aquí se encuentra el hogar de otros mamíferos: búfalos, hipopótamos, cebras, jirafas e impalas.

En sus 12.000 kilómetros de tierra tienen cabida varios ecosistemas, desde llanuras secas hasta verdes praderas y densos bosques. ¡Un área ideal para albergar una diversa vida silvestre!  

Una manera de pasarlo muy bien en este viaje es realizando un safari fotográfico. Capta las imágenes adentrándote en esta reserva al amanecer subido en un vehículo 4×4 panorámico adaptado. 

Otra opción es hacer un crucero y surcar el río Chobe. Desde el barco observarás rinocerontes, hipopótamos, cocodrilos y manadas de elefantes bañándose en el agua. ¡Ten tu cámara preparada en todo momento!

Será una maravilla que puedas admirar la puesta de sol en el Chobe como colofón a una jornada inolvidable.

Hacer un safari en África y conectar con la esencia de la Madre Tierra es una experiencia única. Llámanos al 93 209 19 00 y te diseñaremos un viaje a medida que te llevará a descubrir los parajes y las especies más impresionantes del continente.

Entradas relacionadas

Viajes a Jordania: un destino muy completo

Viajes a Jordania: un destino muy completo

calidad del aire de los aviones

La calidad del aire de los aviones

las islas canarias

Descubriendo las Islas Canarias (Parte II)

viaje personalizado

Perú: un viaje personalizado al corazón del Imperio Inca

esteban domingo

Esteban Domingo: Un viaje soñado hecho realidad

Viajes a Jordania: un destino muy completo

Viajes a Jordania: un destino muy completo

faros de españa

Lugares por descubrir: los faros de España

¿Planeando tu próximo destino?

Contacta con nosotros y nuestro equipo de expertos te atenderá lo antes posible

Nuestro equipo trabaja desde la excelencia para hacer realidad el viaje de tus sueños.

Déjanos tu email y no te pierdas nuestras promociones exclusivas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios.    Ver Política de cookies
Privacidad